El gen GCK genera una proteína galactoquinasa la cual tiene un rol importante en romper los enlaces de los azúcares en el cuerpo. La galactoquinasa actúa como un sensor reconociendo los niveles de glucosa en sangre, por ello la mutación del gen GCK puede generar un tipo de diabetes muy leve, los valores de glucosa no están muy elevados: Entre el 4-6% de las personas con MODY 2 presentan complicaciones crónicas. Suele diagnosticarse en la infancia.

¿Necesitas ayuda? Conversemos