Los investigadores continúan buscando nuevas maneras para diagnosticar de manera correcta la enfermedad. Un nuevo proceso de descarte de tuberculosis en prisiones de Canada indicaría que más del 50% de los casos identificados como positivos, en realidad no necesitan recibir tratamiento. Un estudio reciente desarrollado por Wendy Wobeser y el residente de medicina IIan Schwartz de la Universidad Queen’s demuestra que el test de tuberculosis utilizando las pruebas de liberación de interferon gamma, detectaría una infección pre-existente (o latente) mucho aňos antes de su debut clínico. Si quieres saber más sobre estas investigaciones, sigue leyendo el más reciente post del blog Bajo el microscopio, de Patricia Jumbo. Fuente: El Comercio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda? Conversemos