De acuerdo a especialistas en el sector, aproximadamente 1 de cada 7 parejas es infértil, lo que significa que no han sido capaces de concebir un hijo a pesar de haber tenido relaciones sexuales frecuentes y sin protección durante un año o más. Y en casi la mitad de estas parejas, la infertilidad masculina juega un rol muy importante. 

La infertilidad masculina puede ser causada por una baja o nula producción de espermatozoides, disminución de la motilidad, anormalidades morfológicas u obstrucciones testiculares que impiden la generación y producción óptima de espermatozoides. Asimismo, algunas enfermedades, tipo de lesión, hábitos alimenticios, sedentarismo y otros factores pueden contribuir a este problema del que muchas veces no se habla adecuadamente. 

A continuación, te invitamos a conocer sus principales síntomas y los aspectos que podrían generar una infertilidad en los hombres. 

Síntomas de infertilidad masculina

El principal síntoma de la infertilidad masculina es la incapacidad de concebir un hijo. Puede que no se presenten otros signos o síntomas obvios.

Sin embargo, en algunos casos, un problema subyacente como un trastorno hereditario, un desequilibrio hormonal, venas dilatadas alrededor del testículo o una afección que bloquee el paso del esperma puede provocar signos y síntomas. 

Algunos de los signos y síntomas más comunes incluyen:

  • Problemas con la función sexual. Por ejemplo, dificultad con la eyaculación o bajo volúmen de eyaculado, reducción del deseo sexual o dificultad para mantener una erección (disfunción eréctil).
  • Dolor, hinchazón o un bulto en el área testícular.
  • Infecciones respiratorias recurrentes.
  • Crecimiento anormal de las glándulas mamarias (ginecomastia).
  • Disminución del vello facial o corporal u otros signos de una anomalía cromosómica u hormonal.
  • Un análisis de espermatograma ó de Fragmentación de ADN con algún parámetro espermático alterado tales como: cantidad, motilidad, vitalidad y/o compactación inadecuada del ADN espermático es un indicador de Infertilidad masculina. 

Cuándo ver a un médico

Foto 2

Debes acudir a un médico especialista si tu y tu pareja no han podido concebir un bebé después de un año de relaciones sexuales regulares y sin protección, ó si tienes alguno de los siguientes problemas:

  • Problemas de erección o eyaculación, bajo deseo sexual u otros problemas con la función sexual
  • Dolor, molestia, un bulto o hinchazón en el área del testículo
  • Antecedentes de problemas testiculares, prostáticos o sexuales
  • Haber tenido una cirugía de ingle, testículo, pene o escroto
  • Una pareja mayor de 35 años

Fertilidad y causas de embarazo

La fertilidad masculina es un proceso complejo y para que tu pareja quede embarazada, debe cumplirse en forma ideal las siguientes condiciones:

Debes producir esperma sano

Inicialmente, esto implica el crecimiento y la formación de los órganos reproductivos masculinos durante la pubertad. Al menos uno de los testículos debe funcionar correctamente y el cuerpo debe producir testosterona y otras hormonas necesarias para generar la producción de células espermáticas en la cantidad suficiente y con la calidad necesaria.

Los espermatozoides deben ser preparados durante su desarrollo 

Una vez que los espermatozoides se producen en los testículos, durante su transporte antes de la eyaculación son potenciados con azúcares esenciales que potencian su actividad metabólica antes de ser eyaculados junto con el líquido seminal.

 

Tiene que haber suficientes espermatozoides en el semen

Si el número de espermatozoides en el semen (recuento de espermatozoides) es bajo, disminuye las probabilidades de que uno de ellos fertilice el óvulo de tu pareja. Se considera un recuento de espermatozoides anormal cuando es menor de 15 millones de espermatozoides por mililitro de semen.

El esperma debe ser funcional y capaz de moverse

Foto 3

Si el movimiento (movilidad) o la función metabólica de tu esperma es anormal, no podrá alcanzar y/o penetrar el óvulo de tu pareja. Así también, si la estructura del ADN de los espermatozoides está dañado, no podrá acoplarse al ADN del óvulo de tu pareja impidiendo la concepción del bebé.

Causas de la infertilidad masculina

Los problemas de fertilidad masculina pueden ser causados por una serie de problemas de salud y tratamientos médicos como por ejemplo:

Varicocele

Un varicocele es una hinchazón de las venas que drenan el testículo. Es la causa reversible más común de infertilidad masculina. Aunque se desconoce la razón exacta por la que los varicoceles causan infertilidad, puede estar relacionada con un flujo sanguíneo anormal que afectan la oxigenación de las células espermáticas. Los varicoceles provocan una reducción de la cantidad y la calidad del esperma.

Infecciones

Algunas infecciones pueden interferir con la producción o la salud de los espermatozoides o pueden causar cicatrices que bloquean el paso de los espermatozoides. Entre ellas se incluyen la inflamación del epidídimo (epididimitis) o de los testículos (orquitis) y algunas infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o el VIH. Aunque algunas infecciones pueden provocar un daño testicular permanente; en la mayoría de los casos el esperma puede recuperarse.

Problemas de eyaculación

Entre ellas la eyaculación retrógrada, la cual se propicia cuando el semen no es expulsado habitualmente durante una relación sexual, sino que conducido a la vejiga durante el orgasmo. Varias condiciones de salud pueden causar la eyaculación retrógrada, incluyendo la diabetes, lesiones en la columna vertebral, medicamentos y cirugías de la vejiga, próstata o la uretra.

Los anticuerpos que atacan el esperma

Los anticuerpos antiespermas son células del sistema inmunológico que identifican erróneamente los espermatozoides como invasores dañinos e intentan eliminarlos.

Tumores

Los cánceres y los tumores no malignos pueden afectar a los órganos reproductivos masculinos directamente, a través de las glándulas que liberan hormonas relacionadas con la reproducción, como la glándula pituitaria, o por causas desconocidas.  En algunos casos, la cirugía, radioterapia o quimioterapia para tratar los tumores pueden afectar a la fertilidad masculina.

Te podría interesar: Conoce más sobre los tipos de virus del papiloma humano

Testículos no descendidos

En algunos hombres, durante el desarrollo fetal uno o ambos testículos no descienden del abdomen al saco que normalmente contiene los testículos (escroto). La disminución de la fertilidad es más probable en los hombres que han tenido esta afección.

Desequilibrios hormonales

La infertilidad puede ser el resultado de trastornos de los propios testículos o de una anomalía que afecte a otros sistemas hormonales como el hipotálamo, la pituitaria, la tiroides y las glándulas suprarrenales. La baja testosterona (hipogonadismo masculino) y otros problemas hormonales tienen una serie de posibles causas subyacentes.

Defectos de los túbulos que transportan el esperma

Muchos tubos diferentes transportan esperma. Pueden bloquearse debido a varias causas, incluyendo lesiones accidentales por cirugía, infecciones previas, traumatismos o desarrollo anormal, como en el caso de la fibrosis quística o condiciones hereditarias similares.

La obstrucción puede producirse a cualquier nivel, incluso dentro del testículo, en los conductos que drenan el testículo, en el epidídimo, en los conductos deferentes, cerca de los conductos eyaculatorios o en la uretra.

Defectos cromosómicos

Los trastornos hereditarios como el síndrome de Klinefelter, en el que un varón nace con dos cromosomas X y un cromosoma Y (en lugar de un X y un Y), causan un desarrollo anormal de los órganos reproductivos masculinos. Otros síndromes genéticos asociados con la infertilidad incluyen la fibrosis quística y el síndrome de Kallmann.

Problemas con las relaciones sexuales

Estos pueden incluir problemas para mantener una erección suficiente para el sexo (disfunción eréctil), eyaculación precoz, relaciones sexuales dolorosas, anomalías anatómicas como tener una abertura uretral debajo del pene (hipospadias), o problemas psicológicos o de relación que interfieren con el sexo.

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es un trastorno digestivo causado por la sensibilidad a una proteína que se encuentra en el trigo llamada gluten. Esta condición puede contribuir a la infertilidad masculina. La fertilidad puede mejorar después de adoptar una dieta sin gluten.

Ciertos medicamentos

La terapia de reemplazo de testosterona, el uso de esteroides anabólicos a largo plazo, los tratamientos para el cáncer (quimioterapia), algunos medicamentos para la úlcera, algunos medicamentos para la artritis, entre otros, pueden perjudicar la producción de esperma y disminuir la fertilidad masculina.

Cirugías anteriores

Ciertas cirugías pueden evitar que tengas espermatozoides durante la eyaculación, incluyendo vasectomía, cirugías escrotales o testiculares, cirugías de próstata y cirugías abdominales grandes realizadas para cánceres testiculares y rectales, entre otras.

Causas ambientales

La sobreexposición a ciertos elementos del medio ambiente, como el calor, las toxinas y los productos químicos, puede reducir la producción o la función de los espermatozoides. Las causas específicas incluyen:

Químicos industriales. La exposición prolongada a ciertos químicos, pesticidas, herbicidas, solventes orgánicos y materiales de pintura puede contribuir a un bajo conteo de espermatozoides.

Exposición a metales pesados. La exposición al plomo u otros metales pesados también puede causar infertilidad.

Radiación o rayos X. La exposición a la radiación puede reducir la producción de espermatozoides, aunque a menudo, con el tiempo, volverá a la normalidad. Con altas dosis de radiación, la producción de esperma se reduce permanentemente.

Sobrecalentamiento de los testículos. Las temperaturas elevadas pueden perjudicar la producción y el funcionamiento de los espermatozoides. Aunque los estudios son limitados y no concluyentes, el uso frecuente de saunas o jacuzzis puede perjudicar temporalmente la producción de espermatozoides.

Estar sentado durante largos períodos, llevar ropa ajustada o trabajar con una computadora portátil sobre las rodillas durante largos períodos de tiempo también puede aumentar la temperatura del escroto y reducir ligeramente la producción de esperma. Sin embargo, la investigación acerca de este aspecto no es concluyente.

Salud, estilo de vida y otras causas

Algunas otras causas de la infertilidad masculina pueden estar relacionadas a:

El uso de drogas

Los esteroides anabólicos que se toman para estimular la fuerza y el crecimiento muscular pueden hacer que los testículos se reduzcan y que la producción de esperma disminuya. El uso de cocaína o marihuana también reduce temporalmente el número y la calidad del esperma.

Consumo de alcohol

Beber alcohol puede reducir los niveles de testosterona, causar disfunción eréctil y disminuir la producción de esperma. Las enfermedades hepáticas causadas por el consumo excesivo de alcohol también podrían provocar problemas de fertilidad.

Fumar tabaco

Los hombres que fuman pueden tener un recuento de espermatozoides más bajo que los que no fuman. Los fumadores pasivos también verán afectada su fertilidad.

El peso

La obesidad puede perjudicar la fertilidad de varias maneras, incluyendo el impacto directo sobre el esperma en sí mismo, así como causando cambios hormonales que reducen la fertilidad masculina.

Contenido traducido y adaptado de: mayoclinic.org

En Laboratorios Biolinks contamos con más de 25 años de reconocida experiencia en Genética, Diagnóstico de Enfermedades e Investigación y Oncología, Garantizamos resultados seguros, confiables y confidenciales. Año tras año, nuestro laboratorio es sometido a varias evaluaciones internacionales que garantizan la calidad de sus resultados. Además de nuestra sede en Lima, tenemos sucursales y representantes a nivel nacional. Si deseas información sobre las pruebas rápidas y moleculares para detectar el Coronavirus, que ponemos a tu disposición, escríbenos al formulario de contacto.

¿Necesitas ayuda? Conversemos